5 consejos para mejorar tu presentación al hablar en público

Si quieres estar genial en tu charla, puedes seguir estos 5 consejos para mejorar tu presentación al hablar en público.

Recuerda que previamente hay que saber que quieres conseguir, el objetivo, tener claro el mensaje que quieres transmitir, estructurar el discurso para dar sentido y conocer a la audiencia. Un solo mensaje que esté claro para todos!

¿Podrías resumir tu mensaje con un titular? ¿Cuál sería?

Para conseguir captar la atención de nuestro público y que nos recuerde tendremos que hacerlo especialmente interesante. Entusiasmar a la audiencia, desarrollar la empatía conectando con las emociones, esto lo podrás hacer a través “Storytelling” .

Recuerda que el mensaje debe transmitir fuerza, entusiasmo, confianza y debe tener coherencia.

Si estamos convencidos de nuestro mensaje y somos capaces de transmitirlo, es cuando somos convincentes para encomendar este entusiasmo .

Una vez que has construido el mensaje, un único gran mensaje, explicado de forma interesante, con un lenguaje que conecte, desarrolla la escenificación.

En las clases sobre neuro-oratoria explico que una presentación en público es como una pequeña obra de teatro: un actor principal, un guión, un escenario y un público.

El mensaje debe conectar con nuestro público, con las emociones. En la construcción de nuestro mensaje y en el acto mismo de comunicación tenemos que conseguir “tocar” a la gente. Llegar a su corazón.

Si es un espacio pequeño, no audiencia macro, debemos estar atentos al público, mirar a los asistentes a los ojos, leer sus reacciones para poder ser capaces de cambiar el cómo estamos comunicando en función de las respuestas que percibimos. Sé flexible.

Aquí te dejo 5 consejo a tener presentes cuando hables a una pequeña o gran audiencia.

Utilizar un lenguaje comprensible y adecuado al público, no es lo mismo hablar a un grupo de empresarios que a un grupo de estudiantes adolescentes.

Captar la atención con nuestra voz.  Una vez tenemos el mensaje clave debemos trabajar el cómo lo explicamos, como si fuéramos unos actores de teatro ensayando antes de salir en escena.

Posición corporal, el gesto. Con argumentos trabajados, seremos más creíbles cuando nuestro gesto nos acompañe y muestre coherencia entre lo que decimos y cómo lo decimos. Si nos creemos lo que decimos, seguro que con nuestro entusiasmo encomendaremos a nuestra audiencia.

 

Emocionar con historias vividas. Cuando explicas tu propia vivencia, tu propia experiencia y muestras empatía, poniéndote en el lugar de la audiencia, serás mejor comunicador.

 

Sé auténtico, creativo y suelta tu punto de humor. Prepárate alguna anécdota, algo divertido, algún ejemplo diferente. Argumentos que en algún momento de tu charla, reunión o ponencia, seguro que te servirán para poner la guinda al pastel.

Cuanto más natural posible. No intentes imitar, se tu mismo. ¿Sabes qué es lo mejor de ser tú? ¡Que te hace ser auténtico! ¡Cómo tú no hay nadie más!

¿Sabías que Demòstenes sufría auténtico pánico a hablar en público y sin embargo fue uno de los oradores de Atenas más elocuente?

Nervios, angustia, miedo, pánico? pase lo que pase, piensa que tú puedes entrenarte para hablar ante una audiencia!

¿Miedo a hablar en público? ¿de donde procede el miedo? y, ¿por que unos sienten más miedo que otros? El miedo es una emoción que nos protege pero en algunos momentos nos bloquea. Piensa que el miedo viene de lo que pensamos, no dejes que tus pensamientos te dominen … es mejor que los cambies. Podemos cambiar nuestros pensamientos? Si, y tanto, tenemos todo el poder para hacerlo, requiere pero esfuerzo y trabajo .

Piensa que la gente está aquí porque le interesa el tema, por lo que, aunque que estés nervioso no les importará si lo que dices es interesante, ¡así que sonríe!

Hablar en público aprende. Podemos desarrollar las habilidades necesarias para ser buenos comunicadores, ¿Qué te atreves?

Podemos hacerlo juntos, piensa que cada vez que tienes que hacerlo, es una oportunidad que se te presenta.

¿La quieres aprovechar?

Si quieres empezar tu entrenamiento contacta con info@mjtorrente.com

Podemos iniciar juntos el cambio que quieres conseguir.  ¿Cuando quieres empezar?

¡Te espero!

María José Torrente

El neuroliderazgo, una nueva manera de hacer empresa

El neuroliderazgo es el poder del cerebro al servicio del liderazgo y de la felicidad en la vida y en la empresa. En la actualidad ha revolucionado la manera de hacer empresa, la de relacionarnos, aplicando conocimientos sobre el funcionamiento del cerebro en la gestión y potenciación de los equipos.

Las empresas basadas en la confianza generan más energía, productividad y compromiso en los trabajadores. Un buen líder debe gestionar sus equipos para conseguir crear un buen clima laboral de confianza y colaboración.

La conducta, la toma de decisiones, la motivación, la inteligencia emocional, la forma de relacionarse con otros, la inteligencia y aprendizaje individual y organizacional son aspectos que debe tener en cuenta un buen líder.

El neuroliderazgo es una herramienta fundamental para potenciar los factores emocionales e intelectuales vinculados a la capacidad para resolver problemas, la toma de decisiones, el funcionamiento y la conducción de equipos de trabajo. Su objetivo es mejorar la efectividad de los líderes teniendo como soporte los descubrimientos relacionados con la fisiología de la mente y el cerebro y cómo esta influencia los comportamientos, las interacciones y la toma de decisiones en el ámbito laboral.

Comprendiendo cómo funciona el cerebro, su anatomía y su fisiología, el neurolideratge intenta definir la base neuronal del liderazgo y de la gestión de las personas

El funcionamiento del neuroliderazgo se basa en los siguientes aspectos:

  • Procesos emocionales intervienen en la toma de decisiones
  • La emoción afecta funciones cognitivas, como la percepción, la memoria y la atención
  • Emoción y cognición no son procesos independientes
  • En función del estado emocional, las personas acceden a recuerdos, emisión de juicios o selección de información
  • Los hemisferios cerebrales interpretan diferente a la experiencia emocional

El neuroliderazgo estudia principalmente:

  • Gestión del cambio
  • Solución de problemas y toma de decisiones
  • Innovación y creatividad
  • Colaboración e influencia
  • Regulación emocional

Nos encontramos ante un cambio de paradigma  que avanza rápidamente, donde el reto de los líderes es conseguir hoy que las personas alcancen su máximo potencial mañana de la mano de la empresa. ¿Te apuntas ?

PIMEC: Neuroliderazgo, aplica los conocimientos sobre el funcionamiento del cerebro en la gestión y potenciación de los equipos

La autogestión personal: Competencia clave para tu apoderamiento vital

La autogestión personal: Competencia clave para tu apoderamiento vital

VEN Y DESCUBRE TU PODER PERSONAL

Tu imagen real es la que tú ves.

¡No son los demás quienes gestionan tu vida, la única persona que gestiona tu manera de vivir eres tú! Y eso te da MUCHO PODER.

Descubre tu PODER de vivir mejor y disfruta de tus relaciones (Pareja, hijos / as, amistades, profesionales ….)

No hay fracasos, sólo hay posibilidades de hacer las cosas de otras maneras.

Una buena AUTOGESTIÓN requiere un buen grado de control y de perspectiva

Control: Identificar todo lo que depende de ti y que puedes resolver ahora y tener en cuenta las circunstancias que intervienen y dependen del entorno.

Perspectiva: Hay una mirada abierta y ampliada para identificar las responsabilidades propias, tus objetivos y tus valores.

Después del círculo conseguirás:

  • Ser una persona mucho más efectiva (conseguir los resultados deseados)
  • Actuar de una manera más eficiente (centrarte y no dispersar esfuerzos improductivos)
  • Vivir con más armonía y felicidad porque te estás ocupando de lo que realmente te importa y eres responsable
  • Ser más feliz, porque sabrás qué cosas tienes que hacer y cómo hacerlo de manera más positiva y favorable para ti
  • Descubrir nuevas maneras de hacer las cosas y sentirte más segura de ti misma
  • Tener más poder personal y disfrutarás más en tus relaciones

2018, no seas un mero espectador de tu vida…

La película favorita, como espectador de tu vida, se proyecta en los sentimientos, por las cosas que nos ocurren, tus comportamientos, emociones, tus decisiones y retos.

Ahora más que nunca sé el protagonista.

Estas conductas, estas decisiones y estos sentimientos hacia las cosas que nos suceden forjan tu destino y felicidad en la vida.

En el 2018, no seas un mero espectador de tu vida, sé el protagonista de ésta, tu película.

Hemos dejado un año que recordaremos, es el momento de hacer balance, valorar nuestro esfuerzo y resultados del trabajo realizado con honestidad y rigor.

El cambio de año es un buen momento para la reflexión y proyectarnos en visualizar lo que está por venir. ¿Empezamos?

Me gustaría compartir 12 pensamientos positivos, uno por campanada para el año 2018.

12 pensamientos positivos

  1. La relación más íntima debe ser conmigo, siento y escucho a mi cuerpo para que hable y me diga lo que necesito.
  2. Yo soy quien soy y el conjunto de lo que soy. Soy un ser multidimensional, con variaciones y matices.
  3. Estoy despierto, vivo nuevas experiencias cada momento y fluyo con ellas, aprendo de la vida. Yo soy capitán de mi destino.
  4. Visualizo y provoco que las situaciones se produzcan, siendo consciente de que todo tiene su momento y espacio adecuados.
  5. Aprendo a gestionar el miedo, él me protege, no me bloquea, lo respeto y aprendo de él para seguir avanzando.
  6. Amo y agradezco lo que tengo en cada área de la vida, es la verdadera abundancia, me permite ganar en salud y bienestar personal.
  7. Mi felicidad depende de que aprenda a ver las cosas desde un prisma positivo y practique más el humor.
  8. Perdonar no es olvidar, es quitar la carga emocional. Refuerzo los puntos que me unen, no las grietas que me separan.
  9. Crezco por mi, mejoro por mi, para tener una vida que se traduzca en mi concepto de armonía, de bienestar y de salud emocional.
  10. Cómo persona positiva sé que tener un sueño es sólo una parte del proceso si no hay acción, jamás habrá el resultado.
  11. Estoy abiert@ al cambio. Para renovarme, mejorar o para mantener relaciones, gozar, divertirme… para todo, necesito dinamizar las situaciones, darles giros y nuevas propuestas.
  12. Gracias y gracias, he cerrado y empezado el año y mi día a día con esa palabra, agradezco cada detalle. Desde pequeñas cosas hasta grandes conexiones con todos los que he compartido en mi vida.

Gracias por todo, gracias por compartir y por estar viva para seguir aprendiendo y experimentando. 

Gracias, gracias, gracias

      María José Torrente