2018, no seas un mero espectador de tu vida…

La película favorita, como espectador de tu vida, se proyecta en los sentimientos, por las cosas que nos ocurren, tus comportamientos, emociones, tus decisiones y retos.

Ahora más que nunca sé el protagonista.

Estas conductas, estas decisiones y estos sentimientos hacia las cosas que nos suceden forjan tu destino y felicidad en la vida.

En el 2018, no seas un mero espectador de tu vida, sé el protagonista de ésta, tu película.

Hemos dejado un año que recordaremos, es el momento de hacer balance, valorar nuestro esfuerzo y resultados del trabajo realizado con honestidad y rigor.

El cambio de año es un buen momento para la reflexión y proyectarnos en visualizar lo que está por venir. ¿Empezamos?

Me gustaría compartir 12 pensamientos positivos, uno por campanada para el año 2018.

12 pensamientos positivos

  1. La relación más íntima debe ser conmigo, siento y escucho a mi cuerpo para que hable y me diga lo que necesito.
  2. Yo soy quien soy y el conjunto de lo que soy. Soy un ser multidimensional, con variaciones y matices.
  3. Estoy despierto, vivo nuevas experiencias cada momento y fluyo con ellas, aprendo de la vida. Yo soy capitán de mi destino.
  4. Visualizo y provoco que las situaciones se produzcan, siendo consciente de que todo tiene su momento y espacio adecuados.
  5. Aprendo a gestionar el miedo, él me protege, no me bloquea, lo respeto y aprendo de él para seguir avanzando.
  6. Amo y agradezco lo que tengo en cada área de la vida, es la verdadera abundancia, me permite ganar en salud y bienestar personal.
  7. Mi felicidad depende de que aprenda a ver las cosas desde un prisma positivo y practique más el humor.
  8. Perdonar no es olvidar, es quitar la carga emocional. Refuerzo los puntos que me unen, no las grietas que me separan.
  9. Crezco por mi, mejoro por mi, para tener una vida que se traduzca en mi concepto de armonía, de bienestar y de salud emocional.
  10. Cómo persona positiva sé que tener un sueño es sólo una parte del proceso si no hay acción, jamás habrá el resultado.
  11. Estoy abiert@ al cambio. Para renovarme, mejorar o para mantener relaciones, gozar, divertirme… para todo, necesito dinamizar las situaciones, darles giros y nuevas propuestas.
  12. Gracias y gracias, he cerrado y empezado el año y mi día a día con esa palabra, agradezco cada detalle. Desde pequeñas cosas hasta grandes conexiones con todos los que he compartido en mi vida.

Gracias por todo, gracias por compartir y por estar viva para seguir aprendiendo y experimentando. 

Gracias, gracias, gracias

      María José Torrente