Entradas

Bienestar emocional en el trabajo y felicidad

A mayor bienestar emocional en el trabajo, mayor satisfacción y mayor rendimiento = Felicidad laboral

Los que son felices trabajando, rinden más y generan un valor 0 en absentismo laboral

En el trabajo, cuando las cosas fluyen y encontramos mayor bienestar emocional es cuando tenemos ilusión, por ejemplo, con un determinado proyecto, e incluso podemos sentir momentos de intensa conexión con nuestro equipo y compañeros de trabajo, .

¿Te has detenido alguna vez a pensar cómo y de qué manera afecta a la felicidad en el entorno laboral?

Se ha demostrado en estudios sobre el rendimiento en el trabajo que no aprovechamos bien el tiempo y que gran parte del problema es la apatía, falta de implicación y aburrimiento. Además de repetir tareas, tener un trabajo repetitivo, sentirse apático o sin ilusión son factores que hay que mirar muy de cerca en nuestra empresa, este podrían ser los primero cambios a planificar … ¿Qué podemos hacer a las nuestra empresa?

Ayudar a hacer crecer a las personas

Buscar oportunidades de aprendizaje

Saber manejar nuevas estrategias y herramientas

Facilitar la movilidad entre departamentos de la empresa

Definir lugares comunes de intercambio de ideas

Promover la creatividad

Son algunos de los mejores antídotos para combatir el aburrimiento, el desgaste emocional y promocionar el bienestar, la ilusión y la felicidad en las personas del equipo.

La rutina laboral, una verdadera trampa

La rutina es un factor que se asocia directamente con la felicidad en el entorno laboral. Salir de la oficina para romper con la rutina, a la hora del desayuno o de la comida, fomentar las relaciones interdepartamentales o con otras empresas, potencia que nuestro cerebro se mantenga en un tono activo. Si además de esto, las empresas dedicaran parte de su tiempo a promocionar el ejercicio físico, el mindfulness, la formación en desarrollo y mejora personal, los efectos serían espectaculares. Así lo demuestran las empresas que ya lo están haciendo.

La reducción de los tiempos de las reuniones interminables, improductivas, ajustarlas a un horario, con un moderador que se encargue de distribuir los turnos, es también un potente elemento para disolver el aburrimiento. Presentaciones cortas, estimulantes, turno de preguntas, ciclos curso de actividades, o el tiempo necesario sin interrupciones son algunas de las claves para mantener el músculo de la felicidad en forma.

Y sonrisa. Ligado la sonrisa a la felicidad. Puede parecer una obviedad, pero es como propagar un rumor-

Si sonreímos, estamos generando un efecto en los que nos rodean. Habrá quien se resista -incluso activamente, pero deberá sucumbir o encontrarse aislado.

QUE A REÍR NO TE GANE NADIE. Siempre hay un motivo para SONRISA. Algo que te hace sentir vivo y hay propagarlo.

Por lo tanto, ¿qué podemos hacer para potenciar la felicidad en el trabajo? Aquí te dejo algunas preguntas de reflexión que puede responder para saber dónde estás y dónde quieres llegar. ¿Empezamos?:

¿Qué te hace feliz? Somos diferentes, únicos, de manera que cada uno tenemos nuestra propia “huella feliz”. Saber qué nos hace felices, nos hace sentir bien mientras lo hacemos y anotamos en una lista tomar conciencia de nuestras actividades diarias, es un buen ejercicio.

¿Cómo construyes tu felicidad? La felicidad no sólo pasa. No sólo necesitamos ser conscientes sobre lo que nos hace felices, pasivamente. Necesitamos construirlo. Empieza poco a poco por las pequeñas cosas que te conectan con un sentido de propósito y pertenencia. Los cambios aparentemente pequeños, pueden tener un impacto muy significativo en cómo te sientes en el tiempo de trabajo. Estás construyendo tu pequeño entorno de felicidad personal en el trabajo.

Un pequeño paso, no te lleva a ninguna parte pero te saca de dónde eres

¿Cómo buscas las oportunidades? ¿Buscamos la forma de implicarnos en lo que se nos asigna? o buscamos opciones y piden proyectos en lo que nos gustaría participar. En cierto modo se trata de transmitir interés e implicación, en el rumbo de nuestra vida profesional. Podemos esperar que llegue, pero es mejor hacerlo nosotros posible, pedir lo que queremos.

¿Realmente, qué cosas te dan energía? Para un momento y piensa en las cosas que te dan positivismo, que te hacen sentir bien y te llenan de energía. Y también lo que te saca para que inevitablemente, será necesario que lo hagas. Cuando eres consciente de lo que te aporta y lo que te saca, rindes más porque lo puedes equilibrar. Serás más feliz, tanto en las situaciones que te gustan más como en las que no te entusiasman. Al ser conscientes de las segundas, y eliminar las expectativas negativas hacia ellas, nos relajamos, y nos encontramos sorprendentemente mucho mejor.

¿Identificas ahora qué te hace infeliz? hay momentos en que parece que todo va mal. Una mala jornada, marcada por una situación desagradable, puede hacer que nos sentimos realmente miserables. Pero no debemos pensar que un mal día significa una mala vida. Por el contrario, reconocer los malos momentos nos hará apreciar aún más los buenos, y trabajar para potenciar los. Anota cada día los tres aspectos que te han hecho sentir bien antes de cerrar el día y descansar y agradece el bueno de la jornada, así aumentarás tu bienestar y felicidad. Resumiendo, ya sabes que las personas más felices se benefician de estas ventajas?

  • Son más productivas y más creativas en su trabajo
  • Son mejores líderes y son asertivas
  • Desarrollan un trabajo que les gusta
  • Tienen vida social y saben compartir
  • saben manejar sus emociones siendo psicológicamente más sanos

Y recuerda que la neurociencia demuestra que las personas que se sienten felices presentan un sistema inmunológico más fortalecido.

Si quieres iniciar una intervención en la trabajo y empezar a resolver situaciones que no fluyen, envíame un correo y hablamos: info@mjtorrente.com

¡Hasta pronto! María José Torrente

Practica el buen humor en el trabajo

¿Divertirse en el trabajo es perder el tiempo?

Divertirse en el trabajo ayuda a sentirse mejor, disfrutar y producir mejor. El bienestar y el buen humor en el trabajo fomentan la felicidad en el entorno laboral.

¡Trabajo y Humor hacen un buen equipo!

La risa y el buen sentido del humor tiene muchos beneficios para la salud física y emocional, las personas que tienen un buen “coeficiente humorístico” (fun quotient) ayudan a fomentar un buen clima laboral. A la hora de evaluar y valorar, es un indicador bastante importante a tener en cuenta en los procesos de selección del departamento de RRRHH.

¿Conoces cuales son los beneficios del humor en la empresa?

  • Potencia el trabajo en equipo. La motivación, la comunicación y la innovación ayudan a cohesionar el equipo y lograr mejores resultados.
  • Mejora la motivación individual y del equipo. 
  • El buen humor ayuda a ser más positivos y constructivos, por lo que podemos abordar los problemas desde un punto de vista más distendido y facilitador. El trabajar en un entorno “cargado” de tensión y mal humor es muy desmotivante.
  • Estimula la innovación y la capacidad de resolución. Fomenta las relaciones y favorece la generación de sinergias internas y la resolución constructiva ante las situaciones que se presentan.
  • Fomenta la comunicación. Favorece un entorno en el que las relaciones son más cercanas, y ayuda a dialogar en momentos de conflicto.

¿Sabes qué coeficiente humorístico tiene tu empresa?

La felicidad no reside en las cosas o ambientes, sino en algo que no se puede enseñar, comprar, vender o manipular, que es el desarrollo de la parte espiritual de cada persona.

La responsabilidad de ser feliz y estar bien es tuya, no del otro 

¿Somos más felices por el contexto en que vivimos o somos más felices por la manera de procesarlo?

Felicidad, un resultado de plenitud en nuestra existencia 

Quizás la mejor forma de encontrar la felicidad, sea dejar de tratar de ser felices y empezar a focalizarnos en lo que da sentido a nuestra vida en el ámbito personal, familiar y laboral.

Darle un sentido a nuestra existencia, un deseo por cumplir, un reto a conseguir e intentar conseguirlo, nos aportará la plenitud existencial, y como consecuencia, la felicidad. Y cuanto más noble sea nuestra meta, mayor será este sentimiento de felicidad.

¿Pero, de qué hablamos cuando hablamos de felicidad?

Sabemos que son muchas las personas que hablan sobre la felicidad, parece una moda, por eso en este blog quiero recurrir a quien realmente estudia la felicidad y saber de qué hablamos: los psicólogos y entre ellos el cofundador y director de aprendizaje de Estudios de felicidad:

Tal Ben-Shahar, Doctor en Comportamiento Organizativo y licenciado en Filosofía y Psicología. Obtuvo dos de las clases más demandadas en la historia de la Universidad de Harvard, la asignatura de Psicología positiva y Psicología del liderazgo.

¿Cuáles son los aspectos claves que señalas las diferentes teorías para aumentar el buen humor y la felicidad?

  1. Hacer ejercicio cada día
  2. Desayuno manera relajada
  3. Alimentar hacerte bien
  4. Agradecer lo que tenemos
  5. Expresar lo que sentimos y pensamos
  6. Gastar el dinero en experiencias no en cosas: un estudio descubre que el 75% de las personas se siente más feliz cuando invierte su dinero en viajes, cursos y experiencias.
  7. Dedicar tiempo a los retos que te plantees
  8. Sonrisa a la vida y las personas
  9. Cuidar tus pies que son los que sustentan tu cuerpo,
  10. Cuidar tu cuerpo y tu imagen.

    Marco Aurelio ya nos decía: Todo lo necesario para una vida feliz está dentro de ti, en tu manera de pensar.

Conflictos en la empresa

¿Qué son conflictos laborales?

¿Quién no se ha enfrentado a lo largo de su carrera laboral en algún tipo de conflicto?

Cuando nos preguntamos “qué es un conflicto”, debemos tener claro primero a que nos referimos.

Recurrí a la Wikipedia: “El conflicto es una situación en la que dos o más individuos con intereses contrapuestos que entran en confrontación, oposición o emprenden acciones mutuamente antagonistas, con el objetivo de neutralizar, dañar o eliminar a la parte rival, incluso cuando esta confrontación sea verbal, para lograr así la consecución de los objetivos que motivaron esta confrontación “

¡Ahora sí! Ya tenemos una definición que nos hace entender ante que nos estamos enfrentando cuando hablamos de resolución de conflictos en las empresas. Discusiones laborales o una pelea entre compañeros de trabajo. Es decir, tenemos a dos personas o grupos enfrentados por alguna causa que lo motiva …

En un lugar donde trabajan y conviven por muchas horas varias personas, cada uno con su propia filosofía de vida, creencias y problemas individuales es inevitable que surjan diferencias. Desarrollar la habilidad de saber manejar estas situaciones conflictivas es imprescindible para mantener el buen ritmo de trabajo y para que el problema no se transforme en un “mal mayor” que reporta en una baja de moral y un deterioro en las relaciones laborales.

Resolver los conflictos no sólo asegura un buen clima de trabajo sino que puede motivar un cambio realmente productivo que consiga una mejora apreciable en la comprensión entre los miembros de un equipo de trabajo.

Hay varios tipos de estrategias para conseguir que un conflicto se resuelva de manera correcta y efectiva. Comentamos la que se basa en los intereses contrapuestos.

La idea es basar la discusión en el respeto de las diferencias individuales, esto quiere decir que se busca un consenso entre las partes, al tiempo que se intenta que nadie se centre únicamente en su posición.

La clave de este enfoque es el respeto por las personas y por sus puntos de vista.

Otro elemento a tener en cuenta es separar ideas, propuestas y soluciones de las personas, dado que se tiende a tener afinidades y discordancias según la relación que exista entre los individuos, pero a la hora de resolver un conflicto la prioridad debe ser encontrar soluciones y por ello la objetividad es fundamental.

Tenemos dos orejas y una boca, para escuchar más de lo que hablamos, aplica y deja que cada uno se exprese antes de hacerlo tú.

Para que resulte más fácil de asimilar este enfoque te sugiero 5 pasos:

1

ESTABLECER LA ESCENA

Cada uno de los involucrados en el conflicto tiene que entender que es un problema común y debe resolverse a través de la discusión y la negociación, que ni la confrontación ni la agresión son soluciones viables.

2

OBTENER INFORMACIÓN

Solicita la opinión de los otros recalcando la importancia que resultará para todos, contar con ella. Se deben dejar de lado los sentimientos personales y escuchar cada propuesta con empatía.

3

LAS DOS PARTES DEBEN HABLAR SOBRE LA SITUACIÓN 

Entender y aceptar que existe, y que debe ser resuelto. A partir de ahí toda idea que tienda a conseguir solucionar debe ser bienvenida.

4

RECOGE POSIBLES PROPUESTAS O SOLUCIONES

Debemos ser abiertos, justos y equilibrados, sin rechazar ninguna idea. Cuanto más se involucre cada individuo en conseguir solucionar el conflicto, más eficaz será la resolución que se tome.

5
 PACTA UNA SOLUCIÓN

Podía ser que el conflicto ya esté resuelto si las partes han llegado a un acuerdo de entendimiento de las respectivas posiciones. Si no es así, puedes utilizar la técnica del ganar – ganar en vistas a llegar a una solución que se espera funcione para las dos partes. actúa con firmeza y seguridad y desarrollado con soltura a la hora de aceptar diferentes opiniones y posiciones, desde el respeto, con apertura y escucha, puede ser de gran ayuda para el crecimiento de todos y un paso fundamental hacia el éxito personal y de equipo en el ámbito laboral.

La resolución de los conflictos laborales es uno de los problemas más difíciles de manejar por los CEO de las compañías. Se trate de una gran compañía o se trate de una start up, gestionar estos tipos de conflictos en la empresa nunca es fácil … ¿Cuál es realmente nuestro papel?

Tener confianza para atender los conflictos en una empresa sin posicionarnos a favor de nadie ni tomar acciones que puedan repercutir en situaciones injustas en la compañía … Nada sencillo!  Entender los conflictos en el ámbito laboral, su origen, los principales tipos de conflictos laborales en las empresas y las formas de prevenirlos nos ayudará a poder encontrar una solución mediante estrategias, técnicas y dinámicas que desarrollaremos en esta pequeña, aunque, útil y valiosa guía para solucionar conflictos laborales … ¡Transformamos los problema en oportunidades!

GUÍA para gestión de conflictos en el ámbito laboral

Causas de los conflictos laborales

Conflicto laboral de recursos

¿Qué pasa si otras personas dentro de la equipo necesitan los mismos recursos que nosotros? El líder debe tratar de que todos los trabajadores utilicen los recursos de manera eficiente prevaleciendo el equipo por encima de la persona.

Conflicto laboral de estilos

Cada uno tenemos una forma de trabajar marcada por nuestra personalidad y necesidades. Orden vs caos, supervisión vs autonomía … los diferentes estilos pueden generar conflictos laborales si no se tienen en cuenta los estilos a la hora de formar equipos y asignar roles de trabajo.

Conflicto laboral de percepciones

En el trabajo, las confrontaciones en puntos de vista pueden llevar a conflictos en el trabajo que se pueden ver agravados por los “chismes” y “guerras territoriales” entre grupos de cada corriente. Una comunicación abierta y aportar argumentos sólidos para cada percepción es en la mayoría de los casos la mejor solución para evitar conflictos en la empresa por diferencia de percepciones.

Conflicto laboral por metas

En una empresa pueden existir varias metas u objetivos y esto puede desencadenar en un conflicto entre ellas. Es imprescindible que los superiores estén de acuerdo a la hora de fijar objetivos y evitar que las diferentes metas choquen entre sí. Las metas deben ser claras y hay una buena comunicación para fijarlas.

Conflicto laboral por presión

Se pueden dar casos en que no es posible avanzar en el trabajo porque dependemos de otros departamentos que tienen otras urgencias , pero se tiene fijada una fecha límite de entrega y esto repercute en nuestra presión que puede llevar a conflictos. La solución es flexibilizar “deadline y establecer prioridad.

Conflicto laboral de roles

Existen ocasiones en que un empleado debe ejercer tareas que no corresponden a su rol dentro de la empresa, viéndose obligado a pisar el terreno de otras personas en la empresa que puede desencadenar en una lucha de poder y generar enfrentamientos. Una buena comunicación en este sentido sobre la necesidad de realizar la tarea para cada una de las personas puede aliviar el problema.

Conflicto laboral para valores

La ética profesional de cada persona debe ser respetada y la única solución para evitar este tipo de problemas es hacer un buen ejercicio a la hora de seleccionar el personal, teniendo en cuenta la alineación de valores empleado-empresa para contratar. Además, una buena comunicación y el respeto ayuda a gestionar estas diferencias.

Conflicto laboral por políticas de empresa

Es más que necesario que todos y cada uno de los trabajadores conozcan le s políticas de empresa y estén escritas de forma clara para que no haya confusiones que puedan generar conflictos laborales en la empresa.

Tiene que haber una coherencia entre el escrito y el aplicado, que respete las mismas condiciones para todos y cada uno de los trabajadores, sea quien sea.

Escucha la situación, valora opciones, mantén la calma y busca los motivos que justifican la situación laboral en conflicto, buscar ayuda a un externo si es necesario y atiende la situación.

¡Adelante entonces!

Neuro-Oratoria: A igualdad de condiciones, quienes comunica mejor, gana

Neuro-Oratoria: El arte de hablar en público

Los grandes oradores de la historia han sabido que la clave para que un mensaje impacte y sea recordado es conseguir la atención de nuestros interlocutores. Demóstenes tuvo afán por superarse y convertirse en uno de los mejores oradores del mundo.

A veces nos preocupamos de enriquecernos intelectualmente, pero no nos actualizamos en el aprendizaje para ser buenos comunicadores.

La ciencia ha demostrado que la capacidad de atención de las personas es baja, por lo que tenemos que conseguir ser capaces captar y mantener la atención de las personas cuando comunicamos.

Para que los interlocutores te recuerden me gustaría contarte algunos trucos:

  1. Despierta emociones: Para conectar con la emoción utiliza historias, metáforas e imágenes, cuenta lo que te emociona, para transmitirlo y encomendar.
  2. Usar todos los sentidos: Vemos, sentimos, olemos, saboreamos y con toda esta información damos significado a las cosas. Pero es posible hacer que el mensaje cobre vida sólo con palabras utilizando el lenguaje sensorial (cinestésico). Utilizar la comunicación kinestésica ayuda a experimentar intensamente las ideas, dándoles fuerza y haciéndolas fáciles de recordar.
  3. Usar titulares: El titulares resumen de manera general toda la esencia del artículo ya medida que te metes en la noticia, con el subtítulo y luego con el artículo, vas entendiendo los detalles. El cerebro no entiende detalles sin contexto y es por ello que para conseguir que alguien entienda algo nuevo, hay que partir de las generalidades que luego se entiendan los detalles.
  4. Crear un mapa de ruta: Al cerebro no le gusta la incertidumbre, le produce intranquilidad y la necesidad imperiosa de predecir los resultados, por lo que es aconsejable mostrar un mapa de ruta: Di de qué hablarás, habla a él y di de qué has hablado, da tranquilidad, azuelas prestarán atención y recordarán lo que dijiste.

Para conseguir ser un buen orador es necesario cuidar de algunos detalles:

Entonación 
Un buen orador, debe cambiar tono y velocidad a medida que explica sus ideas. Es como una película, hay espacios lentos, espacios muy rápidos, momentos románticos, momentos de acción. De esta manera el cerebro prestará más atención.

Lenguaje corporal  
La forma en que usas tu cuerpo cuando te comunicas, puede llegar a ser el 51% de la comunicación, en este sentido, preferiblemente no utilices micrófonos inalámbricos, con el propósito de que puedas hacer uso de tus manos para contar tus ideas.

Vestuario
Cuando se escucha a una persona, su imagen puede hablar tan alto que distrae del contenido. Es aconsejable no dar conferencias con estampados o imágenes llamativas y utilizar colores sólidos.

Estilo
Te has preguntado como de auténtico eres? En todo momento debes ser tú mismo. No copies o trates de imitar a otras personas.

¡Lo que es copia o es fingido …. No es auténtico!

Interacción
Es de gran valor interactuar con el público, poder hacer preguntas para que reflexionen y conocer sus opiniones.

Mensaje
Debe ser estructurado y claro, si el público no nos entiende, es nuestra la responsabilidad. Separa el discurso en puntos pequeños, el tiempo sugerido es de 5 a 7 minutos máximo por tema. Procura no excederte.

Credibilidad
Procura explicar experiencias y testimonios sobre el tema a tratar, ya que las anécdotas enriquecen y proyectan un mayor nivel de compromiso.

Autenticidad
Conocer la propia identidad, saber definir quién eres te permitirá proyectar esta imagen durante la exposición y ser auténtico. Las personas al escucharte hablar pueden identificar quién eres, con tu tono de voz, tu forma de explicar y puedes brindar al público una idea clara de quién eres tú.
Recuerda …

“A igualdad de condiciones, quien comunica mejor, gana.”

03181607 NeuroOratòria- arte de hablar en público

La estrategia en la empresa es vital

La estrategia en la empresa es vital para lograr el éxito

No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos, Albert Einstein.

La estrategia es una tarea permanente de todo responsable de una organización. Debemos construir “el mapa” considerando las áreas clave o niveles de la planeación a cargo de asumir los retos, teniendo en cuenta que nos encontramos ante un entorno que cambia de forma rápida ofreciendo oportunidades e incertidumbres, por lo que la planificación debe ser sistémica.

Establecer metas y objetivos y medirlos, considerar características de creatividad, innovación, conocimientos y entorno, dentro y fuera de la organización.

APORTACIONES DE LA ESTRATEGIA EMPRESARIAL
Sirve para generar una red de comunicación muy útil en la que no sólo se comunican los objetivos, estrategias y planes y se favorece la cultura organizacional y el incremento de la participación.

Es un generador de conocimiento, ya que impulsa la innovación, creatividad y deseos de capacitación para el desarrollo de competencias de los directivos y trabajadores.

Refleja buenos resultados obtenidos a partir de su implementación en áreas como: ventas, utilidades, participación en el mercado, reparto equitativo para los accionistas, índices de operación y del coste / utilidad de las acciones.

Funciona para controlar el camino que lleva el negocio y hacia dónde se dirige.

La óptima productividad de una organización no es el resultado directo de la estrategia, sino el producto de la gran variedad de habilidades del líder; sin embargo, los equipos eficientes, lo son porque saben desarrollar sistemas de planificación eficaz adaptándose a sus necesidades, obteniendo mejores y mayores resultados; la estrategia está entrelazada de forma inseparable al estilo de liderar la empresa.

La estrategia corporativa marca la pauta y define el presente y futuro de la empresa.

De su diseño, ejecución y evaluación depende el éxito de los equipos.

El diseño de una estrategia de empresa-corporativa supone un desafío complejo y una enorme responsabilidad que exige el mayor compromiso por parte de los encargados de la estrategia.

El objetivo fundamental es que todos los integrantes del equipo formen parte, se sientan comprometidos y preparados para asumir el reto. Por esta razón, existen unos elementos esenciales para tener en cuenta:

1. Misión

Es la declaración del propósito y la razón de ser de la organización. Debe ser claro, conciso y quedarse en la memoria de toda la plantilla de colaboradores.

2. Visión

Es la explicación de hacia dónde se dirige la organización y qué es exactamente lo que aspira a conseguir y en el que quiere convertirse.

3. Valores

Son los principios indiscutibles que rigen la entidad. Los valores responden a las creencias de la empresa, a la ética profesional y al que los colaboradores se han comprometido en vincularse al equipo.

4. Objetivos

Exponen las metas de la organización. Para la empresa en general suelen abarcar un plan de largo plazo, entre 3 y 5 años, para los departamentos un período a medio plazo, entre 12 a 18 meses, y para los miembros del equipo a corto plazo, entre 6 y 12 meses. Los objetivos proporcionan la visión integral de lo que quiere conseguir la empresa y los equipos.

5. Proceso de implementación

Es el proceso posterior a la definición de metas y la estrategia. Abarca las asignaciones puntuales para la ejecución del trabajo, el diseño de un calendario para poner plazo a cada tarea y la identificación de quienes, dónde y cuándo se encargan de ejecutar las funciones y dar acompañamiento y recursos.

6. Mecanismos de comunicación

La comunicación interna es la herramienta estratégica para transmitir correctamente a todos los colaboradores, sin importar su nivel estratégico, los objetivos, valores y estrategia de ejecución que promueve la organización, lo que genera una cultura de apropiación, fidelidad y sentido de pertenencia hacia la empresa por parte del talento humano, que se sienta motivado y valorado en tener claros los principios y retos a los que se enfrenta la empresa para que se la sienta suya.

7. Dirección estratégica

En la dirección de la organización no sólo le corresponde diseñar la estrategia para conseguir los objetivos, también debe encargarse de asignar los líderes de los diferentes departamentos, el acompañamiento, las reuniones de seguimiento con el equipo de colaboradores. Esto con el fin de realizar un minucioso seguimiento al cumplimiento de las funciones que debe desempeñar cada departamento para conseguir los objetivos globales y disponer de visión sistémica.

8. Seguimiento y evaluación de resultados

Los objetivos que se plantee la EMPRESA deben tener una fecha de caducidad para alcanzarlos, asignar un tiempo adecuado para ejecutar los trabajos y completar los proyectos, al tiempo que hay que dar acompañamiento y hacer seguimiento. Apenas se cumplan estos plazos, se procederá a realizar una minuciosa evaluación de feedback contructivo de los resultados obtenidos y tomar las decisiones necesarias para afianzar los logros y corregir los errores. Como podemos ver, son varios los elementos necesarios para construir una estrategia corporativa sólida que se convierta en la piedra angular para la ejecución de las tareas y el cumplimiento de los objetivos que persigue la organización. ¿Sino realmente donde estamos poniendo nuestras fuerzas? ¿Qué queremos conseguir? ¿Qué tenemos definido? La misión, la visión, los valores, los objetivos, la implementación del plan, los mecanismos de comunicación, la dirección estratégica y la evaluación de resultados son todos igual de importantes y en conjunto constituyen la hoja de ruta de una empresa (pequeña, mediana o grande) basta que vea los errores como oportunidades, que permita la creatividad, la asunción de riesgos, optimizar la productividad, la competitividad, dar valor a la sociedad y suma valor a la sociedad año tras año.