Entradas

Neuro-Oratoria: A igualdad de condiciones, quienes comunica mejor, gana

Neuro-Oratoria: El arte de hablar en público

Los grandes oradores de la historia han sabido que la clave para que un mensaje impacte y sea recordado es conseguir la atención de nuestros interlocutores. Demóstenes tuvo afán por superarse y convertirse en uno de los mejores oradores del mundo.

A veces nos preocupamos de enriquecernos intelectualmente, pero no nos actualizamos en el aprendizaje para ser buenos comunicadores.

La ciencia ha demostrado que la capacidad de atención de las personas es baja, por lo que tenemos que conseguir ser capaces captar y mantener la atención de las personas cuando comunicamos.

Para que los interlocutores te recuerden me gustaría contarte algunos trucos:

  1. Despierta emociones: Para conectar con la emoción utiliza historias, metáforas e imágenes, cuenta lo que te emociona, para transmitirlo y encomendar.
  2. Usar todos los sentidos: Vemos, sentimos, olemos, saboreamos y con toda esta información damos significado a las cosas. Pero es posible hacer que el mensaje cobre vida sólo con palabras utilizando el lenguaje sensorial (cinestésico). Utilizar la comunicación kinestésica ayuda a experimentar intensamente las ideas, dándoles fuerza y haciéndolas fáciles de recordar.
  3. Usar titulares: El titulares resumen de manera general toda la esencia del artículo ya medida que te metes en la noticia, con el subtítulo y luego con el artículo, vas entendiendo los detalles. El cerebro no entiende detalles sin contexto y es por ello que para conseguir que alguien entienda algo nuevo, hay que partir de las generalidades que luego se entiendan los detalles.
  4. Crear un mapa de ruta: Al cerebro no le gusta la incertidumbre, le produce intranquilidad y la necesidad imperiosa de predecir los resultados, por lo que es aconsejable mostrar un mapa de ruta: Di de qué hablarás, habla a él y di de qué has hablado, da tranquilidad, azuelas prestarán atención y recordarán lo que dijiste.

Para conseguir ser un buen orador es necesario cuidar de algunos detalles:

Entonación 
Un buen orador, debe cambiar tono y velocidad a medida que explica sus ideas. Es como una película, hay espacios lentos, espacios muy rápidos, momentos románticos, momentos de acción. De esta manera el cerebro prestará más atención.

Lenguaje corporal  
La forma en que usas tu cuerpo cuando te comunicas, puede llegar a ser el 51% de la comunicación, en este sentido, preferiblemente no utilices micrófonos inalámbricos, con el propósito de que puedas hacer uso de tus manos para contar tus ideas.

Vestuario
Cuando se escucha a una persona, su imagen puede hablar tan alto que distrae del contenido. Es aconsejable no dar conferencias con estampados o imágenes llamativas y utilizar colores sólidos.

Estilo
Te has preguntado como de auténtico eres? En todo momento debes ser tú mismo. No copies o trates de imitar a otras personas.

¡Lo que es copia o es fingido …. No es auténtico!

Interacción
Es de gran valor interactuar con el público, poder hacer preguntas para que reflexionen y conocer sus opiniones.

Mensaje
Debe ser estructurado y claro, si el público no nos entiende, es nuestra la responsabilidad. Separa el discurso en puntos pequeños, el tiempo sugerido es de 5 a 7 minutos máximo por tema. Procura no excederte.

Credibilidad
Procura explicar experiencias y testimonios sobre el tema a tratar, ya que las anécdotas enriquecen y proyectan un mayor nivel de compromiso.

Autenticidad
Conocer la propia identidad, saber definir quién eres te permitirá proyectar esta imagen durante la exposición y ser auténtico. Las personas al escucharte hablar pueden identificar quién eres, con tu tono de voz, tu forma de explicar y puedes brindar al público una idea clara de quién eres tú.
Recuerda …

“A igualdad de condiciones, quien comunica mejor, gana.”

03181607 NeuroOratòria- arte de hablar en público

La estrategia en la empresa es vital

La estrategia en la empresa es vital para lograr el éxito

No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos, Albert Einstein.

La estrategia es una tarea permanente de todo responsable de una organización. Debemos construir “el mapa” considerando las áreas clave o niveles de la planeación a cargo de asumir los retos, teniendo en cuenta que nos encontramos ante un entorno que cambia de forma rápida ofreciendo oportunidades e incertidumbres, por lo que la planificación debe ser sistémica.

Establecer metas y objetivos y medirlos, considerar características de creatividad, innovación, conocimientos y entorno, dentro y fuera de la organización.

APORTACIONES DE LA ESTRATEGIA EMPRESARIAL
Sirve para generar una red de comunicación muy útil en la que no sólo se comunican los objetivos, estrategias y planes y se favorece la cultura organizacional y el incremento de la participación.

Es un generador de conocimiento, ya que impulsa la innovación, creatividad y deseos de capacitación para el desarrollo de competencias de los directivos y trabajadores.

Refleja buenos resultados obtenidos a partir de su implementación en áreas como: ventas, utilidades, participación en el mercado, reparto equitativo para los accionistas, índices de operación y del coste / utilidad de las acciones.

Funciona para controlar el camino que lleva el negocio y hacia dónde se dirige.

La óptima productividad de una organización no es el resultado directo de la estrategia, sino el producto de la gran variedad de habilidades del líder; sin embargo, los equipos eficientes, lo son porque saben desarrollar sistemas de planificación eficaz adaptándose a sus necesidades, obteniendo mejores y mayores resultados; la estrategia está entrelazada de forma inseparable al estilo de liderar la empresa.

La estrategia corporativa marca la pauta y define el presente y futuro de la empresa.

De su diseño, ejecución y evaluación depende el éxito de los equipos.

El diseño de una estrategia de empresa-corporativa supone un desafío complejo y una enorme responsabilidad que exige el mayor compromiso por parte de los encargados de la estrategia.

El objetivo fundamental es que todos los integrantes del equipo formen parte, se sientan comprometidos y preparados para asumir el reto. Por esta razón, existen unos elementos esenciales para tener en cuenta:

1. Misión

Es la declaración del propósito y la razón de ser de la organización. Debe ser claro, conciso y quedarse en la memoria de toda la plantilla de colaboradores.

2. Visión

Es la explicación de hacia dónde se dirige la organización y qué es exactamente lo que aspira a conseguir y en el que quiere convertirse.

3. Valores

Son los principios indiscutibles que rigen la entidad. Los valores responden a las creencias de la empresa, a la ética profesional y al que los colaboradores se han comprometido en vincularse al equipo.

4. Objetivos

Exponen las metas de la organización. Para la empresa en general suelen abarcar un plan de largo plazo, entre 3 y 5 años, para los departamentos un período a medio plazo, entre 12 a 18 meses, y para los miembros del equipo a corto plazo, entre 6 y 12 meses. Los objetivos proporcionan la visión integral de lo que quiere conseguir la empresa y los equipos.

5. Proceso de implementación

Es el proceso posterior a la definición de metas y la estrategia. Abarca las asignaciones puntuales para la ejecución del trabajo, el diseño de un calendario para poner plazo a cada tarea y la identificación de quienes, dónde y cuándo se encargan de ejecutar las funciones y dar acompañamiento y recursos.

6. Mecanismos de comunicación

La comunicación interna es la herramienta estratégica para transmitir correctamente a todos los colaboradores, sin importar su nivel estratégico, los objetivos, valores y estrategia de ejecución que promueve la organización, lo que genera una cultura de apropiación, fidelidad y sentido de pertenencia hacia la empresa por parte del talento humano, que se sienta motivado y valorado en tener claros los principios y retos a los que se enfrenta la empresa para que se la sienta suya.

7. Dirección estratégica

En la dirección de la organización no sólo le corresponde diseñar la estrategia para conseguir los objetivos, también debe encargarse de asignar los líderes de los diferentes departamentos, el acompañamiento, las reuniones de seguimiento con el equipo de colaboradores. Esto con el fin de realizar un minucioso seguimiento al cumplimiento de las funciones que debe desempeñar cada departamento para conseguir los objetivos globales y disponer de visión sistémica.

8. Seguimiento y evaluación de resultados

Los objetivos que se plantee la EMPRESA deben tener una fecha de caducidad para alcanzarlos, asignar un tiempo adecuado para ejecutar los trabajos y completar los proyectos, al tiempo que hay que dar acompañamiento y hacer seguimiento. Apenas se cumplan estos plazos, se procederá a realizar una minuciosa evaluación de feedback contructivo de los resultados obtenidos y tomar las decisiones necesarias para afianzar los logros y corregir los errores. Como podemos ver, son varios los elementos necesarios para construir una estrategia corporativa sólida que se convierta en la piedra angular para la ejecución de las tareas y el cumplimiento de los objetivos que persigue la organización. ¿Sino realmente donde estamos poniendo nuestras fuerzas? ¿Qué queremos conseguir? ¿Qué tenemos definido? La misión, la visión, los valores, los objetivos, la implementación del plan, los mecanismos de comunicación, la dirección estratégica y la evaluación de resultados son todos igual de importantes y en conjunto constituyen la hoja de ruta de una empresa (pequeña, mediana o grande) basta que vea los errores como oportunidades, que permita la creatividad, la asunción de riesgos, optimizar la productividad, la competitividad, dar valor a la sociedad y suma valor a la sociedad año tras año.

La capacidad de escucha como líder coach

El líder- coach con su capacidad de escucha adquiere todo el protagonismo … 

En los últimos años se ha producido un cambio social que afecta a las habilidades directivas, por lo que actualmente es imprescindible ser conocedores de las habilidades y competencias necesarias para ejercer el liderazgo con éxito: la escucha activa, la empatía, la capacidad de comunicarse eficazmente, la asertividad , la inteligencia social y emocional, la flexibilidad y el pensamiento adaptativo, etc.

El líder- coach es uno de los estilos de conducción de personas más efectivo

Tiene la capacidad de desarrollar, de potenciar las capacidades y posicionar a los miembros del equipo en un siguiente nivel de competencia profesional. Es un estilo basado en el respeto y el acompañamiento del talento que permite apoderarse a los profesionales y lograr resultados sólidos a medio y largo plazo.

El individuo que no se interesa por sus semejantes, es quien tiene las mayores dificultades en la vida y causa las mayores heridas en los demás. (Alfred Adler, psicólogo austríaco y discípulo de Sigmund Freud)

El líder coach debe tener una elevada capacidad de escucha profunda, siendo interés por lo que sus integrantes pueden proponerle, favorece la aportación de ideas en todo momento, además de ser consciente de que las personas de su equipo saben y quieren hacer bien su trabajo, por eso estimula a sus miembros y capta todas las voluntades, para ponerlas al servicio del propósito colectivo.

El líder- coach tiene una mirada sistémica, desarrolla la intuición y escucha de manera amplia lo que el equipo necesita, gracias a estar atento a lo que pasa en todo el entorno y al que emerge en el espacio y tiempo compartidos, por aspectos que puedan parecer imperceptibles. Examina su geografía, las corrientes de energía que fluyen dentro del equipo y las tensiones y distensiones que se producen y que necesitan ser atendidas, tratando de equilibrar y favorecer las energías positivas en el equipo.

La escucha Atenta ha de ser Activa

Escuchar activamente significa escuchar atentamente, estando presentes en la conversación con todos los sentidos, tanto física, mental y emocionalmente, enfocándonos en nuestro interlocutor, sin juzgar, dejándole hablar hasta el final y considerándole un ser legítimo cuya opinión merece ser respetada.

Abierta

La escucha activa es una escucha que no avalua, ni juzga ni menos descalifica la realidad por un esquema previo personal.Está abierta al aprendizaje continuo e intenta la comprensión de las diferentes realidades desde la disposición a hacer cambios e innovar cuando sea más adecuado.

El líder que ha desarrollados sus competencias como Coach, sabe escuchar para tener la ventaja de comprender más rápidamente una situación de cambio, de identificar voluntades de los interlocutores y hasta todo anticiparse, fruto de la interpretación de los detalles.

V entajas de la escucha Atenta

  • Proporciona nuevos puntos de vista, abre perspectivas, sobre hechos concretos
  • Consigue que las personas se sientan escuchadas
  • Conoce las competencias de los profesionales para empoderarlos
  • Fomenta la creatividad
  • Genera confianza, empatía, interés y motivación
  • Se anticipa a posibles problemas y encuentra soluciones
  • Cohesiona al equipo

    L a Escucha Empática

    En el estilo del líder coach, el protagonista es nuestro colaborador, es fundamental mantener una escucha activa y comprensiva, haciendo que se  sienta escuchado y comprendido, sin juzgar las percepciones o sentimientos, aceptando lo que ocurre como parte misma de su realidad. Para comunicar es más importante escuchar que hablar. La capacidad de escucha es fundamental para aprender, saber y, crecer como persona y profesional. Escoltar más allá de sentir, entender, conocer e interpretar la realidad reflexionando sobre ella y evitando abstracciones de fantasías irreales.

    La escucha atenta supone iniciarnos en desarrollar la mirada sistémica

5 niveles para escuchar como líder-coach

  1. Percepción sistémica. Además de escuchar debemos apreciar como lo dicen y que dice para comprender el mensaje. El lenguaje no verbal, las emociones y la elección de palabras son tan importantes como escuchar el mensaje.
  2. Interpretación contextual. Los mensajes tienen un contexto y un entorno y una historia que explican y que lo precede. Debemos interactuar con una visión de exploración para comprender mejor y de aceptar el error de nuestra percepción como variable de nuestra respuesta.
  3. Emoción condicionante. Emociones tácitas o históricas de nuestro patrimonio emocional personal.
  4. Respuesta relativista. La escucha atenta implica involucrarse con acciones que eviten expresar juicios absolutos sobre la actuación del emisor.
  5. Atribución conductual. No hay personas malas o buenas, sino personas que tienen conductas favorables o desfavorables. Comprender la intención con las personas como un proceso de cambio, las personas pueden comportarse de forma diferente en contextos diferentes.

Del mismo modo por el líder, que es consciente de los cambios que se están produciendo, su entrenamiento es una necesidad que le permite adaptarse a los tiempos para continuar contribuyendo favorablemente al desarrollo de las personas, los equipos y de la organización y por extensión el desarrollo de la Sociedad.

Como psicóloga coach, poder acompañar a los líderes en su desarrollo y entrenamiento es todo un privilegio y estoy agradecida. ¡Muchas gracias!

 

Psicomotivación: Estado Interno

Una persona motivada trabaja mejor, se siente bien haciendo las tareas  y con menos tiempo hace mucho más.

La Motivación es un estado interno que activa, dirige y mantiene las conductas

La palabra motivación deriva del latín motivus o motus, que significa ‘movimiento’. Las diferentes escuelas de psicología tienen diversas teorías sobre cómo se origina la motivación y su efecto en la conducta. Todas aportan, desde diferentes perspectivas, conceptos clarificadores que explican cómo se origina EL MOTOR  de acción. Si queremos lograr resultados en la empresa hay que buscar el compromiso y la motivación de las personas. Es la energía que da el impulso necesario para conducir a las personas a depositar sus fuerzas en los objetivos para alcanzar los resultados.

Siempre que te pregunten si puedes hacer un trabajo, contesta que sí y ponte enseguida a aprender cómo se hace. Franklin D. Roosevelt

Por otra parte los nuevos estudios sobre neurociencia , nos muestran la configuración neuronal del cerebro. Un conjunto de neuronas, llamadas neuronas espejo, se activan de la misma manera cuando hacemos algo que cuando vemos hacerlo a otra persona. Son la clave de el aprendizaje por imitación, y contagian las conductas.

La motivación, a nivel cerebral, supone en un incremento del flujo sanguíneo que aporta nutrientes a las neuronas, básicamente oxígeno y glucosa. Esto hace que las neuronas tengan más energía disponible. Si tienen más energía, su funcionamiento es más eficiente y además pueden trabajar más tiempo sin cansarse.

Cuando estamos motivados el cerebro produce:

  • Dopamina, un neurotransmisor relacionado a los sentimientos de recompensa y de placer proactivo.

Las personas motivadas valoran su trabajo y lo pasan bien, les es más fácil mantener la motivación y volverse a motivar, dado que el cerebro busca repetir las experiencias que le proporcionan placer y recompensa.

Entonces ¿cómo activar la motivación?

  1. Valorando el trabajo y el rol de cada persona

  2. Permitir la realización personal y profesional de las personas

  3. Dar grado de autonomía

  4. Dar reconocimiento social o económico

  5. Aumentar el área de responsabilidad. 

  6. Desarrollar medidas a la conciliación e Igualdad

  7. Ofrecer desarrollo, formación y promoción profesional

Usando la llave mágica de la sorpresa, una emoción básica que tiene influencia en el aprendizaje.

La Sorpresa activa otra zona del cerebro que está muy cerca de la amígdala, el tálamo. El tálamo es el centro de la atención en el cerebro, forma parte de un circuito neuronal mucho más amplio, que comprende otras zonas del cerebro, ¡que es precisamente lo que activa y mantiene la motivación!

Motivar implica implementar mecanismos para alcanzar el bienestar del equipo, es todo un arte que requiere entrenarnos en:

  • Definir conjuntamente objetivos

  • Dar autonomía

  • Desarrollar la Creatividad

  • Dar apoyo 

La preparación es la clave del éxito – Alexander Graham Bell

 

 

5 consejos para mejorar tu presentación al hablar en público

Si quieres estar genial en tu charla, puedes seguir estos 5 consejos para mejorar tu presentación al hablar en público.

Recuerda que previamente hay que saber que quieres conseguir, el objetivo, tener claro el mensaje que quieres transmitir, estructurar el discurso para dar sentido y conocer a la audiencia. Un solo mensaje que esté claro para todos!

¿Podrías resumir tu mensaje con un titular? ¿Cuál sería?

Para conseguir captar la atención de nuestro público y que nos recuerde tendremos que hacerlo especialmente interesante. Entusiasmar a la audiencia, desarrollar la empatía conectando con las emociones, esto lo podrás hacer a través “Storytelling” .

Recuerda que el mensaje debe transmitir fuerza, entusiasmo, confianza y debe tener coherencia.

Si estamos convencidos de nuestro mensaje y somos capaces de transmitirlo, es cuando somos convincentes para encomendar este entusiasmo .

Una vez que has construido el mensaje, un único gran mensaje, explicado de forma interesante, con un lenguaje que conecte, desarrolla la escenificación.

En las clases sobre neuro-oratoria explico que una presentación en público es como una pequeña obra de teatro: un actor principal, un guión, un escenario y un público.

El mensaje debe conectar con nuestro público, con las emociones. En la construcción de nuestro mensaje y en el acto mismo de comunicación tenemos que conseguir “tocar” a la gente. Llegar a su corazón.

Si es un espacio pequeño, no audiencia macro, debemos estar atentos al público, mirar a los asistentes a los ojos, leer sus reacciones para poder ser capaces de cambiar el cómo estamos comunicando en función de las respuestas que percibimos. Sé flexible.

Aquí te dejo 5 consejo a tener presentes cuando hables a una pequeña o gran audiencia.

Utilizar un lenguaje comprensible y adecuado al público, no es lo mismo hablar a un grupo de empresarios que a un grupo de estudiantes adolescentes.

Captar la atención con nuestra voz.  Una vez tenemos el mensaje clave debemos trabajar el cómo lo explicamos, como si fuéramos unos actores de teatro ensayando antes de salir en escena.

Posición corporal, el gesto. Con argumentos trabajados, seremos más creíbles cuando nuestro gesto nos acompañe y muestre coherencia entre lo que decimos y cómo lo decimos. Si nos creemos lo que decimos, seguro que con nuestro entusiasmo encomendaremos a nuestra audiencia.

 

Emocionar con historias vividas. Cuando explicas tu propia vivencia, tu propia experiencia y muestras empatía, poniéndote en el lugar de la audiencia, serás mejor comunicador.

 

Sé auténtico, creativo y suelta tu punto de humor. Prepárate alguna anécdota, algo divertido, algún ejemplo diferente. Argumentos que en algún momento de tu charla, reunión o ponencia, seguro que te servirán para poner la guinda al pastel.

Cuanto más natural posible. No intentes imitar, se tu mismo. ¿Sabes qué es lo mejor de ser tú? ¡Que te hace ser auténtico! ¡Cómo tú no hay nadie más!

¿Sabías que Demòstenes sufría auténtico pánico a hablar en público y sin embargo fue uno de los oradores de Atenas más elocuente?

Nervios, angustia, miedo, pánico? pase lo que pase, piensa que tú puedes entrenarte para hablar ante una audiencia!

¿Miedo a hablar en público? ¿de donde procede el miedo? y, ¿por que unos sienten más miedo que otros? El miedo es una emoción que nos protege pero en algunos momentos nos bloquea. Piensa que el miedo viene de lo que pensamos, no dejes que tus pensamientos te dominen … es mejor que los cambies. Podemos cambiar nuestros pensamientos? Si, y tanto, tenemos todo el poder para hacerlo, requiere pero esfuerzo y trabajo .

Piensa que la gente está aquí porque le interesa el tema, por lo que, aunque que estés nervioso no les importará si lo que dices es interesante, ¡así que sonríe!

Hablar en público aprende. Podemos desarrollar las habilidades necesarias para ser buenos comunicadores, ¿Qué te atreves?

Podemos hacerlo juntos, piensa que cada vez que tienes que hacerlo, es una oportunidad que se te presenta.

¿La quieres aprovechar?

Si quieres empezar tu entrenamiento contacta con info@mjtorrente.com

Podemos iniciar juntos el cambio que quieres conseguir.  ¿Cuando quieres empezar?

¡Te espero!

María José Torrente