Un viaje optimista al futuro

Una reflexión de verano para un viaje optimista

Hoy el cambio es vertiginoso, estando conectados a una red virtual que nos da información a un ritmo espectacular y nos dibuja un viaje optimista al futuro. 

Las ideas circulan más rápidamente, parece un viaje optimista, pero todo ello influye en la manera en que todos nosotros nos relacionamos en nuestro entorno.

Para estos tiempos tan movidos, podemos aprovechar en vacaciones y parar, son días de descanso. Buen momento para pensar e interrogarse sobre el mundo que nos rodea y cómo interactuamos en él.

Yo aprovecharé  para meditar y plantearme algunas cuestiones sobre la vida y el futuro. Quiero ser optimista y para aquellos que venimos de un sistema educativo de normas rígidas, se nos hace extraño encontrarnos  con  la oportunidad de poder decidir nuestro camino. ¿Hacia dónde vamos? ¿Cuál es nuestro camino?

Estos días de descanso, disfrutaré de la tranquilidad, del viento, del mar, de las aguas y de las olas y con  tiempo suficiente voy a plantearme algunas de estas cuestiones:

  • ¿Estoy haciendo aquello que quiero hacer?

  • ¿Lo hago siendo consciente en cada momento?

  • ¿Es mía la responsabilidad de hacerlo?

  • ¿Realmente, en este momento de mi vida, que quiero alcanzar?

  • ¿Hacia dónde voy?

  • ¿Qué valores guían mi camino hoy?

  • ¿Cómo me sentiré si lo consigo?

Cuando comparta mi espacio y mi tiempo de manera optimista  dibujaré con ilusión los nuevos horizontes en septiembre.

Sí sí, un nuevo horizonte, para que nos acompañe  en aquella búsqueda del  bienestar y tranquilidad personal.

Quiero ser sensible a mis sentidos y poder gestar un espacio interior que invite a  tomar la decisión más acorde y redibujar de nuevo el camino a tomar,  con la voluntad de superar mis propios límites, el anclaje de las ideas y la manera de concebir la vida, preguntándome ahora estas cuestiones.

Mi inspiración, Eduardo Chillida

“Tardé 25 años en “acertar” con el diseño, desde el primer peine en 1952, hasta el peine de Donostia, en 1977”.

Chillida. Susana” Elogio del Horizonte. Conversaciones con Eduardo Chillida, Destino, Barcelona, 2003.p15

 

Confio que será un viaje optimista al futuro
Gracias
María Jose Torrente